Septiembre

Septiembre es una promesa. Madrid en septiembre es un privilegio. Ayer mismo me decía una buenísima amiga que no me pusiera triste por la “vuelta al cole”, que me animara: “Tienes Madrid en septiembre, eso ya es algo.”

Septiembre es mes de propósitos. Yo ya he hecho acopio de varios, muchos de ellos deliberada, consciente y apriorísticamente imposibles. Comer más sano, hacer más ejercicio. Agobiarme menos, escribir más. Después de todo, parafraseando a Paulo Coelho, si uno desea algo muy fuerte, el universo entero conspira para que lo consiga. Quizás, si me concentro mucho, rollo Millie Bobby Brown (Eleven) en Stranger Things, consiga perder los kilitos de más acumulados con tanta dedicación durante las vacaciones o dejar de comenzar las frases cuando escribo con “Es por eso que” algo que, además de incorrecto, desespera a mi madre. Y a las madres hay que procurar desasosegarlas lo menos posible.

Aunque el mes de enero sea considerado injustamente el mes de los buenos propósitos, lo cierto es que no hay mes como septiembre para prometerse uno mismo montones de cosas. Después de todo, llegado el fin de las vacaciones se impone la necesidad de buscar razones para seguir viviendo. Aquí van algunas, y sin necesidad de excesivos esfuerzos ni de ambiciosos proyectos.

Los domingos en Malasaña; las noches de cine, aunque en la última sesión siempre me quede dormida; las nuevas series o las series viejas, pero nuevas para uno (la antes mencionada Stranger Things, Penny Dreadful y Narcos, por ejemplo); el bendito Netflix; la maldita “Operación Running” posvacacional; El Retiro; los amigos reencontrados; los planes para el Puente de la Constitución; las novedades literarias y los libros, no tan novedosos, pero recomendados por coleguitas con criterio; los conciertos; la ropa de otoño (¡ah, las medias tupidas!); las croquetas de trufa y boletus y la tortilla de cebolla caramelizada del Pez Tortilla. La tontería tan divertida que entra después de beberse un par de vasos de cava. Los últimos días de aperitivos en terraza y las terrazas con estufas de exterior.

El hogar. Las nuevas etapas y los comienzos. Hacer hogar.

Comentarios

Entradas populares