Un poco de lo que pensamos por aquí sobre Tinder



No sólo es que el Tinder me parezca una forma perfectamente legítima de encontrar pareja o lo que cada uno busque. Es que lo considero un "inventazo". Ya está, ya lo he dicho.

Todos los escrúpulos que pudiera tener se disiparon después de saber que Leonardo di Caprio está registrado como Leonard y de que mi novio me asegurara que, si estuviera soltero, lo usaría sin dudarlo (y, es evidente, que ha sido un soltero de lo más exigente).

Y es que Tinder es el complemento romántico ideal del hombre y la mujer modernos: eficientes, resolutivos, proactivos, productivos, resilientes (recientemente he descubierto que se supone que esto es una palabra).

Pongámonos en situación. Yo, por ejemplo, ahora mismo estoy escribiendo esto desde la cama, en pijama, mientras bebo cerveza directamente de una lata que tengo en la mesilla de noche y picoteo de un plato unas Ruffles Jamón. Afuera llueve. La realidad es que ayer estuve en un evento de familia política pero, si estuviera soltera, lo más probable es que hubiera salido, y ahora mismo me encontrara en la misma situación. Vamos, que en mi vida distópica de soltera no me veo tampoco en esta mañana de domingo corriendo la Madrid Rock 'n' Roll, francamante.

Siguiendo con esta realidad paralela, si estuviera soltera y hubiera salido, es posible que hubiera querido ligar. Lo que es cierto de toda certeza es que hubiera querido gustar. Si no hubiera sido así, probablemente tendría que esperar hasta el viernes siguiente para tener otra oportunidad de ligar o, al menos, de gustar. Tendría que pasar la tarde leyendo la JotDown, cualquier cosa de la editorial Anagrama (tengo el ojo puesto en el Fante ese), mesándome las barbas (en su caso) o pintándome los labios de rojo para bajar al chino a comprar Cola Cao.

Pero no. Gracias a Tinder tendría alternativa. Podría crearme un perfil en unos pocos minutos, subir unas cuantas fotos favorecedoras y empezar a pasar pantallas como si fuera aquello un catálogo de maromos, hasta haber confeccionado mi "Chorbolista" particular. Y no tendría que ponerme tacones ni nada.

No sólo eso. Lo fundamental es que sabría si gusto. El refuerzo positivo me llegaría (tengo esa esperanza, tal es mi ego) a través de prometedores "It's a match!". Y yo estaría aquí, en mi pijama de Mr Wonderful, con mis gafas y mi coleta, sintiéndome guapa e interesante. Y no tendría que leer a Murakami ni nada.

Lo digo completamente en serio. No dispongo de datos para valorar la eficacia de Tinder, que además entiendo que dependerá mucho de lo que cada uno espere de la vida, pero me parece una aplicación tremendamente divertida y estéticamente atractiva y, desde este foro, recomiendo el uso de esta herramienta (o análogas). Yo también lo haría.

Comentarios

  1. Yo por mi parte descreo de este tipo de aplicaciones, me parecen mercados de carne, supongo que si algún día buscara eso y fuera muy consciente de lo que voy a encontrarme puede que lo usara, pero de momento no tienen cabida en mi forma de relacionarme.

    Salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Óscar! Muchas gracias por tu comentario :)
      Yo creo que todo depende de cómo te lo plantees. Como dice Paloma más abajo, salir por la noche también puede ser ir al "mercado de la carne", depende del plan en el que se vaya (y, como dices, también eso está bien si es lo que se busca).
      Pero entiendo lo que dices, y creo que este tipo de aplicaciones pueden no ser para todo el mundo. Yo misma imagino que, en principio, tendría mis reparos, aunque no descarto que las usara. En cualquier caso, sí que me parecen, en abstracto, buenas maneras de conocer gente.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. El que no use tinder, es demasiado guapo/a. Para todos los demás, especialmente machos, una bendición.

    ResponderEliminar
  3. Buenas :-)

    Bien escrito está, como siempre :-* Pero me temo que no lo veo como tú (y me alivia ver lo que ha escrito Óscar). No sé por qué, pero desde la tranquilidad de la vida en pareja creo que se ven las cosas de la soltería como mucho más excitantes y atractivas de lo que realmente son jajaja

    A mí también me parece mercado de la carne: aplicación para una cosa concreta. Y restarle al ligue en sí el punto de emoción de ver, oler, oír, conocer en la vida real... es una pena. Deja de ser ligar o tontear para convertirse en buscar la foto del maromo de turno que te llevas a la cama. Pierde todo el interés. Además, el arreglarse y ponerse los tacones o el modelito de turno es divertido en sí mismo (lo mismo en pijama es un rollo).

    Bueno, que la disfruten los demás, que tiene muchos adeptos la App.

    ¡Besín!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Pero yo, de ningún modo, pienso que la soltería sea excitante y atractiva, Ro! De hecho, todo lo de "tontear", "me llamará, no me llamará"... me ha generado siempre muchísima ansiedad. ¡Prácticamente me volvía inútil! Hombre, a veces tiene su cosa, sobre todo si sale bien, pero vamos, yo no lo echo de menos para nada :)
      Hombre, igual esta aplicación sí que está más enfocada a pillar un ligue y punto, pero todas estas cosas online, tipo Meetic y así, me parecen muy prácticas. Y más ahora, que no tenemos nunca tiempo de nada... :(
      Un besazo y gracias por tu comentario!

      Eliminar
  4. Yo estoy con Amanda. Revisemos los métodos más tradicionales: bares y discotecas, grupos de amigos, actividades varias...No son mercados de carne para solteros, noooooo. Cuando estás soltero y abierto al compromiso, por muy triste que nos parezca, la vida se rige por la oferta y la demanda. Lo que cambia con Tinder es el grado en que eres consciente de lo que buscas y al mismo tiempo la apertura con que te expones ante otros solteros del mundo, el grado en que dejas ver tus intenciones. De nuevo de acuerdo con Amanda, me parece eficiente, proactivo y dependiendo del usuario, resolutivo. A partir de cierta edad, conocer gente se complica. El la oferta y el tiempo son más limitados, y herramientas como estas te facilitan mucho las cosas si quieres conocer gente nueva.
    Creo que revisar este tipo de puntos de vista me parece sano, por no decir que ambas opciones no son incompatibles...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, Palo. Quizás esta aplicación sí que esté más enfocada a "pillar" una noche y punto que a algo más "comprometido" (que, como digo también está bien si lo tienes claro), pero hay muchas otras formas "modernas" de conocer gente que pueden ser muy útiles, como dices.
      ¡Un besazo y gracias!

      Eliminar
  5. El mundo está cambiando. El que no lo quiera ver, es una antiguaya.
    Mi mujer y yo nos conocimos por Tinder, y llevamos quince años felizmente casados. Dudo que de otra manera hubiera podido conocerla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja! Este es el mejor comentario ever! Gracias, Anónimo!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares