VAYA JETA: Taller de fanzines para niños en Mad is Mad

Hay días en que todo va rodado pero uno no puede decirlo, ni siquiera pensarlo, mucho, no vaya a ser que gafe los que están por venir.

Esta mañana he conseguido hacerme la raya del ojo y, aún así, llegar a trabajar, lo que evidentemente es un triunfo digno de celebración. Por la tarde me han preguntado si "iba de boda", total, por pintarme un poco y colocarme una falda. Este tipo de comentarios hacen que me plantee si no iré de ordinario un poco zarrapastrosilla.

Últimamente me despierto todas las noches como un clavo a las cuatro de la mañana. Las cuatro de la mañana, como todo el mundo sabe, es la hora de los monstruos. Aunque a mí los monstruos me visitan un poco casi a cualquier hora, nunca me ha gustado que se me despierte. Me fuerzo a no mirar el móvil, porque con la globalización, las expatriaciones y los viajes, eso es ya la perdición. Además, tengo que quejarme aquí un poco y apuntar que trasnocháis mucho, queridos míos. Vuestras publicaciones en Facebook a la una de la mañana, a las que no llego antes de acostarme, básicamente porque mi hora son las once y media, son la distracción de mis desvelos. ¿Cómo conciliar el sueño después de semejante torrente de jugosa información? No tenéis consideración ninguna.

Divagaciones cuenta-vidas aparte, hoy me gustaría recomendar una actividad molona, interesante para todos aquellos que tengáis niños o relación con ellos. De hecho, es tan guay que me da lástima no poder, por razones obvias, apuntar yo a los míos.

Se trata de un taller de fanzines para niños en Mad is Mad: VAYA JETA. "Podrán dibujar caras, recortar, pegar, pintar y pasárselo pipa." Lo organizan desde el Estudio Crispis, una de cuyos integrantes es una de mis personas favoritas y artista predilecta de este blog: María Ramos.



María Ramos es extraordinaria por muchos motivos, la ilustradora de la portada de mi libro y la previsible ilustradora de todas las que (ojalá) estén por venir y que desde aquí, esta vez sí, me comprometo a pagarle (y no sólo en cerveza y amor).

Comentarios

Entradas populares