Semana del 17 al 23 de noviembre

LUNES

No me he apuntado a yoga (aún), pero hoy he vuelto a salir a correr por el Retiro. Confieso que me da un poco de miedo apuntarme a yoga. El centro al que iba a ir inicialmente está completo en el horario que me interesa, así que he tenido que buscar una alternativa. He encontrado otro, pero me parece un poco místico de más. Y yo no es que sea especialmente mística, seamos sinceros.

Cualquiera podría apuntar que lo que tendría que darme miedo es correr por el Retiro de noche, pero aquello es un festival. Los grupos de correr son los nuevos grupos de bailes latinos.

MARTES

Los pinchos de tortilla del Lateral de Velázquez no están mal pero, si se busca un buen pincho de tortilla por esa zona, es mucha mejor opción Jurucha. Siempre a la caza del pincho de tortilla perfecto (es una obsesión equiparable a la búsqueda de la croqueta perfecta, aunque es un hecho incontestable que las mejores son las inigualables croquetas de mi primo Luis, las demás son meros sustitutos), hemos ido desde el Sylkar hasta Las Tortillas de Gabino, sitio muy mono y tortillas muy ricas, pero sin el encanto de las tascas de barrio.

En cualquier caso, mención de honor para la tortilla de patatas de mi novio, que además está hecha con amor.



MIÉRCOLES

Muy orgullosas de nosotras mismas, Luxi y yo hemos vuelto a salir a correr por el Retiro. Y esta vez por la ruta dura: Cuesta del Ángel arriba. Estoy tan motivada que este fin de semana me voy a Sevilla e incluso me llevo “los aparejos del correr”. Dicen que Sevilla, por su orografía, es perfecta para el running. Ya os contaré.

Reflexionamos un poco sobre las dietas. Cambiar dieta por ejercicio es una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida. No voy a ponerme aquí a diferenciar entre “hacer dieta” en sentido estricto y de manera recurrente, como hábito de vida, y “hacer vida sana” porque es de lógica, ya está todo dicho y este no es un blog de consejos. Sería ya lo que me faltaba. Pero, en serio, las dietas son un asco. Más verdura y carreritas y menos Dukan.

JUEVES

Alterno entre Los detectives salvajes, de Bolaño, y Not That Kind Of Girl, de Lena Dunham. Lena, te quiero, me haces mucha gracia y tienes muchísimo talento, pero tu libro me parece, a ratos, intenso de más. De todos modos estoy enganchadísima.

Voy con prisas a coger el tren y me dejo el Kindle. Trágico desastre. Mi novio me sugiere que durante el fin de semana lea un libro “normal”. “Con páginas.”

En el tren termino You’re The Worst. Mucho mejores los primeros capítulos que los finales, pero divertida de todos modos. ¿Y he contado ya que el protagonista es inglés? ¿Con su acento inglés y todo?

VIERNES

Hoy he hecho una tarta de chocolate. Tiene una pinta infame. He colgado la foto en Facebook, haciendo una referencia muy vintage y muy kitsch a esa escena de La Bella Durmiente en la que las hadas madrinas deciden hacerle una tarta y un vestido como regalo de cumpleaños sin usar la magia, en una especie de ejercicio de autocomplacencia facebookiana paródica. La finalidad era que la gente pensara: “Mira que graciosa! ¡Qué gran sentido del humor, riéndose de sí misma en Facebook!”. Pero no: ¡la gente ha alabado mi tarta! Chicos, sois un encanto pero, en serio, tenemos que practicar la honestidad en Facebook. Mi tarta es un asco de aspecto. De sabor no, porque es un engrudo de chocolate y galleta con cantidades ingentes de mantequilla y azúcar, y eso tiene poca pérdida. Pero es una tarta bastante fácil que incluso podría hacer un niño. De hecho, es el tipo de tarta que hacen los niños en los colegios. ¿Me mentís también cuando cuelgo fotos mías y me decís que estoy guapa?

El cuerpo del delito
SÁBADO

Llevo dos días escuchando en bucle la canción Lost Stars, de Adam Levine, en modo muy fan. No es que sea la mejor canción de la historia de la música, pero es como cuando estás deseando perdonar a alguien y cualquier gesto de esa persona, por minúsculo que sea, se te antoja un acto de contrición. Adam, puede que nos reconciliemos si te portas bien. Deja de hacer vídeos guarros y ponte una camisa, haz el favor.

DOMINGO

Y, esta vez, al séptimo día descansó.

Comentarios

Entradas populares