Ausencia

Sabed que he estado ausente por diversos motivos (algunos mejores que otros). Para el caso improbable de que alguien se pregunte por mi vida (aparte de mi madre que, por otro lado, ya se la sabe: "¡Hola, Mami!"), mi queridísima amiga Anie os cuenta uno de ellos en su post de hoy.

Por otro lado, y en el supuesto (mucho más probable) de que os interese la psicología, la vida londinense, o simplemente queráis leer las opiniones de alguien muy inteligente; os recomiendo encarecidamente que os paséis por su blog, que es divertido, interesante e increíblemente instructivo. Yo prácticamente todo lo que sé de psicología lo he aprendido de ella. Ya sé que eso no parece una garantía de nada, pero desde luego culpa suya no será.


Comentarios

  1. A dos días de cincuenta de ausencia, y ojalá que a menos para el retorno :)

    Da igual números y calendarios, lo importante es que hayas terminado bien el año y comenzado este aun mejor!!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Carlos! Ya estoy por aquí de nuevo :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares