Que vuelva la pregunta "¿Quieres rollo?"

Tengo la edad suficiente para saber que la vida se va enrevesando a medida que uno crece, pero eso no quiere decir que tenga por qué resignarme.

Por ejemplo, me fascinaba ese grupo de Facebook que había, de nombre Que vuelva la pregunta "¿Quieres rollo?" a los bares y discotecas de España. Recuerdo con nostalgia mi primera juventud, en la que alguien se acercaba a ti en un botellón y, románticamente, bajo el Arco de la Estrella, te hacía una de las dos preguntas trascendentales. O bien “¿Quieres salir conmigo?”, o bien “¿Quieres rollo?”. Y una ya sabía a qué atenerse. Podía pensar para sí, o comentárselo a sus amigas o incluso decírselo al Fulano en cuestión: “No, mira, es que yo no soy una chica de rollo”. O “es que yo lo de salir y eso, como que no”. O no contigo, que también podía ser.

El caso es que se vivía la vida con una certeza a la que agarrarse. O se estaba de rollo o saliendo. Y si se acababa el rollo o se acababa el amor o lo que fuera aquello, pues se dejaba y punto. Ibas a tus amigas y les decías “Jo, tía, ¡ha cortado!”. Llorabas un poco, te cogías una cogorza y lo mismo, si te encontrabas de humor, te consolabas en los brazos y en la boca con sabor a cubata barato de Mengano.

Y así iba pasando los días, los rollos y los novios. Nunca ninguna amiga te contaba, mientras tomabais un café u os fumabais un cigarrillo a la puerta del colegio, que “es que es complicado...”. Porque entonces tú podías simplemente contestarle “Pero, vamos a ver, ¿estáis de rollo o saliendo?” Y no había más.

Con el tiempo, como decía, las cosas se van poniendo más difíciles. Hace unos meses leí en algún sitio un consejo que daba un señor, gurú de las relaciones, experto en la materia, sobre el particular. “Chicas”, decía “nunca hay que dar nada por sentado. Si él (ÉL, como ente) te lleva de fin de semana, eso no quiere decir que estéis saliendo. Si te presenta a sus padres, eso no quiere decir que estéis saliendo. Si sus amigos hacen bromas sobre la buena pareja que hacéis eso, por supuesto, no significa que seáis novios tampoco. ¿Qué te lleva a algún evento familiar? ¡Ja! No te hagas ilusiones, nena”. Según parece, la única relación válidamente constituida es una que ha pasado por un trámite gravosísimo que los americanos llaman The Talk, pero que nosotros vamos a llamar La Charla porque en castellano tenemos palabras para todo y no hace falta decir tampoco slide cuando se puede decir diapositiva perfectamente.

La Charla es un acto muy solemne, muy engorroso y muy, reconozcámoslo, poco digno, en el que dos personas se sientan frente a frente sosteniendo una bebida fría o caliente al gusto, con bajo grado alcohólico volumétrico, que las conversaciones importantes no se deben tener bajo sus efluvios, y define, en consenso, lo que es su relación. Si se piensa no es algo tan distinto del “¿Quieres rollo?” o ¿Quieres salir?”, con la diferencia de que estas cosas eran ex ante y de manera relajada y La Charla es ex post y con el ánimo del que camina hacia el cadalso.

Yo considero que está muy bien no asumir nada de forma precipitada. Soy abogado, por amor de Dios. Lo quiero todo por escrito y, a poder ser, elevado a público. Pero, pensadlo, la Teoría de la Charla puede llevar a situaciones extremas y ridículas en grado sumo. Me estoy viendo en mi boda, ya para firmar el acta, diciéndole a mi futurible “Pero vamos a ver, cari, ¿nosotros qué somos? Porque La Charla, lo que se dice tenerla tenerla, pues no la hemos tenido…” 

La Charla es algo que todo aquél que sale con aquel otro tiene en la cabeza de manera constante. Ya sea como cuestión que teme o que no se atreve a plantear. Algo que podríamos borrar de un plumazo recurriendo al clásico “¿Quieres rollo?” o “¿Quieres salir?” 

Volvamos a los orígenes. Comportémonos como niños. 

He dicho.

Comentarios

  1. Me ha gustado mucho la entrada. La verdad aún se usa el "quieres rollo" entre la gente joven, aunque cada vez menos, se están perdiendo las buenas costumbres xD
    La verdad, quería ser seguidor de tu blog pero no veo la opción para hacerlo por ningún lado, igual no la tienes activada.
    De todas formas leeré a menudo lo que escribas, porque si todos tus textos son como éste merece la pena.

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Richard!
    Bienvenido y muchas gracias por tu comentario y por leerme :D
    Acabo de habilitar el gadget de "Seguidores" :)

    Un abrazo y gracias de nuevo!

    ResponderEliminar
  3. La verdad que hay gente que se complica en exceso la vida, parece que nada de lo que se hace significa nada a no ser que se haya etiquetado previamente.

    Parece que si estás de rollo con alguien te da una libertad que no tienes si sales con ese alguien, aunque en realidad hagas las mismas cosas y sonrías de la misma forma idiota. Supongo que lo que cambia es la trascendencia que le das a cada acto, lo que en un rollo pasas por alto en una relación se convierte en piedra angular y viceversa.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, yo en realidad lo que defiendo en este post es un etiquetado neto que proporcione algún tipo de incertidumbre. Pero es una entrada de broma, así que no hay que tomarme muy en serio :)
    Muchas gracias por tu comentario y por pasarte por aquí, Oski!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, quería decir certeza, no incertidumbre! :D

      Eliminar
  5. Jajaja ya lo sé, sólo divago un poco con lo que la entrada me ha hecho pensar :-)

    Gracias a ti

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que más me gusta de leer blogs, que luego se me ocurren cosas a partir de lo que leo :)
      Gracias a ti siempre, jaja
      Un abrazo!

      Eliminar
  6. Desde las profundidades de un pasillo al que acechan puertas cerradas te escribo aún con la efervescencia latente de tus palabras, regueros de vida que penetran por entre el hermetismo de este, cada vez mas tecleado, mundo.
    Ya la lengua va cediendo su protagonismo a las yemas de los dedos, no me refiero :-) a caricias ni al que permanece inmune al avance tecnológico, el beso, sino a su función del habla. Va quedando muda, reseca, áspera... Se habla, si, pero como bien dices no se pregunta ya si se quiere rollo, se envía un wasap.
    Empecé a escribir este comentario por la mañana :-) en un descanso a eso de las once y acabo la jornada pero ya no sé como seguía lo que iba diciendo, así que me quedo con el placer de volver a leerte!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares