Breve receso bloguero

Tengo yo a medio escribir un post sobre Miguel Mihura, un señor interesantísimo que llegó a enamorar, siendo ya cuarentón, a una joven Sarita Montiel que se iba a esperarlo a la puerta de el Abra como una loca para asegurarse de que él no fuera a salir de allí con alguna pilingui de postín. Tengo escrito el principio de otro sobre el nuevo disco de Carlos Siles, que es bonitérrimo y que, desde aquí, os animo a escuchar. Tengo también, por último, una idea que me ronda la cabeza para otra entrada. Se me ha ocurrido esta mañana y me iba yo riendo sola, pensándolo, cuando se suponía que tenía que estar a otra cosa totalmente diferente. Aún no sé en qué quedará, ni si será tan gracioso una vez escrito. Que una cosa es pensarlo y otra muy distinta contarlo con gracia.

Ese es mi problema, precisamente. Soy yo muy multi-task, por así decirlo. Muy dada al pluriempleo. Con una mente con cierta tendencia a la disipación. Una enreda, vaya, hablando en plata. Es un defecto mío. Diría que es porque soy Géminis. Si creyera en esas cosas.

Y, para lo que tengo entre manos, para lo que me queda por hacer, necesito toda mi concentración y toda mi energía. De hecho, necesito toda la energía y toda la concentración. El tipo de energía y de concentración que precisa de tomar vitaminas todas las mañanas, muchas nueces y plátanos y dormir ocho horas todas las noches. Y media de siesta.

Por eso me despido temporalmente de la vida blogueril. No será por mucho tiempo: tres semanas a lo sumo. Sed buenos y temerosos de Dios en mi ausencia.

Comentarios

  1. Miré el calendario por si hoy era tres, porque estaba en mi dispersión (comprobé también que sigo siendo aries ante la duda de ser géminis) pensando en que la semana que viene haría tres años en este trabajo, en este piso, en twitter, en en esa parada que creí para tres semanas y voy a hacer tres meses! :)
    Y cuando leí lo de las tres semanas tuve claro que hoy era un día tres.
    Pero lo que mas resalto de tu post es el mismo, lo leo con envidia porque me suceden un montón de cosas, algunas que me hacen sonreír mientras las escribo en mi mente y otras que hasta me parecen geniales para escribirlas, pero luego no sé contarlas, por ejemplo como tú.
    Cambiaría todos mis relatos por un post contando cosas mías.

    ¡Feliz receso pero se pasará lista a las tres semanas! :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Carlos!! Cuando tengas nuevo post (contando cosas o un relato, que yo no discrimino) y si es antes de estas tres semanas, dame un toque para que me pase a leerlo, que estos días estoy bastante ausente :)
      Gracias de nuevo y un abrazo!

      Eliminar
  2. Temeremos a Dios pero no tu vuelta, que seguro será maravillosa con cualquiera de esos posts que planea tu mente :-)

    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. A veces hay que desconectar para volver con más fuerza. Por aquí esperaremos a tu regreso... ;)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares