Las tartaletas de limón de Embassy

- Porque...La mayoría de la gente cree que el sentido de la vida guarda alguna relación con el trabajo, los hijos, la familia, la pareja o lo que sea. Tú en cambio no tienes nada de eso. La distancia que existe entre tú y la desesperación es mínima, y eso que no pareces una persona muy desesperada. 
- Demasiado estúpido, eso es lo que soy. 
- Tú no eres un estúpido. ¿Cómo es que nunca te ha dado por meter la cabeza en el horno? 
- No lo sé. Siempre habrá un disco nuevo de Nirvana que esté a punto de salir, o algo que suceda en un episodio de Policías de Nueva York y que me dé ganas de ver el episodio siguiente. 
-Eso mismo. 
- ¿De modo que ése es el sentido de la vida? ¿Un episodio de Policías de Nueva York? Joder. - Las cosas eran mucho peores de lo que él pensaba.
- No, no. El sentido consiste en que no te paras, en que sigues adelante, en que tienes ganas de...Todo lo que haces, si provoca en ti ganas de seguir..., ésa es la clave del sentido de la vida. No sé si te das cuenta, pero ni siquiera en el peor de los casos la vida te parece una porquería. A ti te gustan muchas cosas. La tele. La música. La comida. - Lo miró fijamente-. Las mujeres, con seguridad. Y supongo que también te gusta el sexo.
Un gran chico, Nick Hornby



Hace ya algunos años escribí un post haciendo una lista (iba a escribir "haciendo una relación de" lo que es ya deformación pseudoprofesional y demuestra que, si no he enloquecido al terminar este año, es que poseo una fuerza mental inconmensurable) de las cosas que me daban toda la vida. En él hablaba de lo que yo creía que era la felicidad. De lo que era la felicidad para mí. Y para mí la felicidad es ahora más o menos lo mismo que era entonces. Es útil y recomendable tener cuantas más pasiones mejor. Como dijo alguien que Angielquezar y yo no hemos podido ubicar, de una manera (mucho mejor que esta, seguro) que tampoco hemos podido encontrar para que yo pueda citarla convenientemente, los hombres que no tienen obsesiones son muy aburridos. Que nos gusten cosas, de forma intensa, desproporcionada, es una puta bendición, las cosas como son.

La vida es una cabrona. Es traicionera, complicada. Hay acontecimientos, continuamente, que escapan a nuestro control. Podemos hacer todo lo que debemos. Podemos ser buenos, ser responsables, amorosos, cuidarnos, trabajar, estudiar, votar, preocuparnos por los demás, no hipotecarnos absurdamente para comprarnos un barco. Con casi total seguridad en algún momento vendrán mal dadas. Entonces, si hemos hecho las cosas bien, tendremos a gente pendiente de nosotros, que nos apoyará, que nos cuidará. Pero la verdad es que uno no puede dejarse por completo en manos de los demás, por muy hundido, destrozado, cansado, y vencido que se sienta. Y, para salir del pozo, hay que tener algo por lo que vivir cuando parece que la vida ya no tiene sentido. Así lo veo yo al menos. "Algos" cuanto más asequibles, accesibles, y menos dependientes de los demás mejor. Aquí van algunos de las míos. Sentíos libres de copiármelos. Todos.

  1. El cava. El champán también me parece un motivo lo suficientemente bueno para vivir, pero hemos quedado en que es mejor que sean cosas alcanzables, así que mejor si son baratitas.
  2. Jane Eyre, de Charlotte Brontë
  3. El capítulo primero de la segunda temporada de Sherlock. Irene Adler diciendo eso de "I'm not hungry, let's have dinner".
  4. El Rocanrol de los Idiotas, de Joaquín Sabina.
  5. Claire Danes, en Homeland, con sus ojos de desquiciada. "We have to code it, collide it, collapse it, contain it!"
  6. Avistar la estatua del Ángel Caído al subir la cuesta del Retiro (corriendo, claro).
  7. Lolita, de Nabokov.
  8. Historias de Filadelfia.
  9. Marcello Mastroianni.
  10. La tosta de solomillo con cebolla caramelizada (o con brie).
  11. El jamón ibérico.
  12. Elizabeth Bennet.
  13. Emma Stone.
  14. Columnas como esta de Carmen Pacheco.
  15. Soledad Villamil diciendo "¡Pánfilo!" y "Andáte, nene" en El Secreto de sus Ojos.
  16. El chocolate Nestlé.
  17. Perfidia, de Glenn Miller.
  18. Desafinado (Off Key), de Jobim.
  19. La cerveza.
  20. Y, por supuesto, las tartaletas de limón de Embassy.
Para Angiealquezar. Por muchos años de pequeños placeres y ganas de vivir.

Comentarios

Entradas populares