Amador

He pasado por tu casa 20 veces, y siempre voy al Amador por si apareces...

Los Planetas, Qué Puedo Hacer

Creo que nunca he hablado aquí del Amador (supongo que será así el nombre, que se llamará “Bar Amador”, y no El Amador). Es un bareto que hay en una de las calles adyacentes a la Plaza Mayor de Cáceres, y siento en el alma no haber encontrado ninguna foto para que podáis apreciarlo en toda su magnificencia. En cualquier caso daría igual, porque me han dicho que lo han remodelado, y no sé si se parecería en algo al Amador que yo conocía. El mío tenía las paredes llenas de carteles y posters de pelis antiguas, unos taburetes de esos altos al lado de la barra y, lo mejor de todo, una jukebox justo al fondo, al lado de los baños cochambrosos.

Ay, la jukebox. No he tocado en toda mi vida otra distinta a la del Amador que, por cierto, tenía una selección bastante buena de música. Lo malo es que, como todo el mundo quería poner sus canciones y, a pesar de que no había mucha gente, al final tenías que esperar horas para escuchar las tuyas. Juraría que se trataba de una táctica de marketing si no fuera porque el dueño no tenía cara de andar perdiendo el tiempo con milongas.

Sabéis que tengo la manía de relacionar canciones con personas. Es por eso que tengo unas cuantas canciones que me guardo para mí, u otras que son absolutamente inofensivas porque nunca, bajo ninguna circunstancia, podrían conjugar pensamientos desagradables. Pertenecen por completo a las personas a las que me recuerdan. Es lo que me pasa con Fix You, de Coldplay, en relación con Rosa, por poner un ejemplo. Por el contrario, hay cantidad de canciones que me encantaban, y que he tenido que exorcizar, a base de tiempo, paciencia, y de hacer que suenen en el momento oportuno (al más puro estilo conductista), para poder volver a escucharlas sin riesgo de desgarrones. Pero mi tendencia-obsesivo-compulsiva-asociativa no termina ahí, sino que también relaciono cosas, lugares, e incluso situaciones con gente.

Con respecto al Amador, la imagen de Marina, Luti y Jara desbanca a cualquier otra. El Amador es seguro, es acogedor, es divertido. Es Heineken y Ballantine’s con coca cola. Es Sabina, los Beatles y los Rolling. Sweet Home Alabama, Whisky in the Jar y veranos eternos.

Tengo que volver. Espero que no haya cambiado mucho...

Comentarios

  1. Y yo? y yo? yo también quiero un recuerdo...un Estímulo condicionado para el que ser un estímulo incondicionado!! (chiste friki, lo siento :-p)

    ResponderEliminar
  2. Jajajajaja, vale, lo voy a pensar. En realidad, tendré que elegir uno de entre muchos! :-D

    ResponderEliminar
  3. el Amador es un sitio muy cochino de tapas de Granada, ;)

    ResponderEliminar
  4. Así que el Amador de Granada también mola, no? ;-) Los sitios cochinos de tapas son los más míticos...¿cochino y barato?

    ResponderEliminar
  5. Soy cliente del amador desde que lo abrieron los nuevos dueños, y desde verano trabajo ahí. Estaba buscando un articulo q se suponía q tenía q haber salido y me he encontrado con lo de que el bar es cochino, amén de otros terminos q circulan por ahí como "cutre" o "antro".

    Quiero simplemente decir que SÍ, EL AMADOR ES UN ANTRO CUTRE Y COCHINO y por principios será así por siempre ¿por qué? Porque así viene únicamente la gente de confianza, la familia, los de siempre. Porque el Amador es un bar al que se puede ir solo a cualquier hora del día, y siempre tendrás a alguien con quien hablar.

    Así que, amanda, si algún día vas pregunta por Efrén. Si estoy estás invitada a una cerveza ;-)

    P.D.: No pidas a Los Planetas. No nos gustan y estamos un poco cansados ya de la canción xD

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares