Señora

Hace tiempo ya mi madre escribió acerca de una canción, Señora, de Joan Manuel Serrat, posteriormente versionada por Los Enemigos y por Marea (bueno peña, vamos a ir finiquitando ya […] vamos a hacer una versión […], esta canción nos mola, porque es una canción de “er Serrat”, de Joan Manuel Serrat, llamada Señora, luego la hicieron Los Enemigos con un poco más de caña, y ahora la hacemos nosotros como nos sale de los güevos…)

Precisamente, en la canción, Serrat se dirige teóricamente a la madre de su novia para decirle que, sí, que vale, que la niña se ha olvidado ingratamente de sus padres para irse detrás de un desconocido melenudo que, en realidad, se ha limitado a enamorarla, sin ser en absoluto responsable de la belleza y demás buenas virtudes con las que la niña ha sido bendecida, por intercesión de sus abnegados progenitores, pero que no le queda más remedio que asumirlo. Asúmelo, mujer, tú también fuiste joven. Acuérdate de cuando estabas de buen ver. No me odies.

La canción es un poco tremenda, pero tiene bastante gracia.

Mi estrofa preferida, sin duda, es ésta:

De nada sirvieron las monjas,

ni los caprichos y lisonjas

que tuvo a granel, Señora.

No la educó, ya me hago cargo,

pa' un soñador de pelo largo.

¿Qué le va usted a hacer, Señora?

Creo que, si alguna vez tengo hijas, las llevaré a un colegio de monjas sólo para que alguien pueda decir algo así sobre ellas. Supongo que tiene un noséqué de romántico lo de terminar corriendo detrás de un poeta con greñas, después de haber sido educada con todo mimo de forma supuestamente conservadora.

Aquí la canción:


Señora.mp3

Comentarios

  1. Hacía unos tres o cuatro días que no entraba y oh, emoción! me ha encantado tu incontinencia postera. Aquí te dejo mis recomendaciones para el verano
    a)pierde el tiempo con las cosas que te dan vidilla, aunque sean chorras
    b) léete ese libro que siempre has querido
    c) disfruta de tus viajes y de la gente que va contigo
    d) no pienses en la oposición hasta un día antes de empezar
    e) pasa ratos con la familia en cosas cotidianas: hacer un postre, tomar el aperitivo sin mirar la hora...

    Yo como fui una chunga de colegio público, no puedo decirte nada de la educación en los de monjas, aunque en mi pueblo se cumplía la regla de "las monquikis, las más putones". Porque eso sí,k yo era chunga pero pura e inocente cual querubín. Espero impaciente el nuevo post antes de que partes para Grecia, querida mía. Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja, pero cuándo vas a haber sido tú una chunga??? el que era chungo (pero chungo, chungo) era... :-p

    Ya, éso es, como dicen los italianos, sentito dire: La represión monjil te lleva, o bien a ser una mojigata, o al puterío más ostentoso.

    ResponderEliminar
  3. Yo fui de público e instituto pero como suele decirse haberlos haylos en tos laos. Lo que sí que tiene que haber siempre son serratines de sueños rebeldes,ideas renovadoras que como dice la canción lleven consigo aquellas pequeñas que sonríen tristes y
    nos hacen que
    lloremos cuando
    nadie nos ve.
    Pero de alegría!!! xD
    Partes para Grecia!!???
    Que envidiaaaaa!!!
    Pues recomendación para el verano:
    Crónicas helénicas!!!
    A por hellas oeee :)
    Que disfrutes de un fenomenal viaje.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias!!! Lo de las Crónicas Helénicas, no sé por qué, me suena a lectura de categoría, con el consiguiente nivel de concentración que éso implica. No sé si estoy preparada...Creo que me daré a la literatura amable por una temporadita al menos!! :-D

    ResponderEliminar
  5. Heeyyy xD nonono
    Me refiero a las crónicas que nos narrarías de tu viaje por Grecia!!
    Y seguro que serán de categoría por dos razones:
    Porque escribes muy bien y por el contenido. Porque anda que no vas a reunir material para contar!!!
    De nuevo un muy felíz viaje y a por Hellas!! :)
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares