Indy, ¿pero qué te han hecho?

Sólo hay un motivo válido para no ver Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal. No, el dinero que cuesta la entrada no es una razón. Está plenamente amortizado. No. No se trata de que Harrison Ford esté ya talludito. Resulta perfectamente creíble o, al menos, no menos creíble que en el resto de las entregas.

La única posible eximente es que se haya deseado este momento con impaciencia durante años, que se tenga una vinculación especial con la saga, rollo “mis películas favoritas en la niñez” y se carezca del sentido del humor suficiente como para reírse de las piedras angulares sobre las que se fundaron nuestras convicciones infantiles. Los héroes que nos inspiraron. Porque Indiana Jones 4 es una parodia tal que, en caso de que se dieran estas condiciones, difícilmente nadie con un mínimo de sensibilidad podría acusar semejante golpe.

No quisiera yo, de ninguna de las maneras, fastidiarle a nadie una película que, sin duda alguna, es preceptivo ver, a poder ser en el cine y en grupo, con gente de esa a la que no le importa que se hable durante la proyección. Así que no me voy a exceder con el spoiler. Sólo diré que la cosa va bastante bien al principio (esa sombra de Indy colocándose el sombrero proyectada sobre el coche con la mítica musiquita de fondo) y va declinando, poco a poco, hasta que todo se va al traste cuando se meten en la selva. Aquí ya la peli muta en una especie de cosa, que recuerda vagamente a esas películas que parodian géneros, como “Scary Movie”, o “Esta No Es Otra Estúpida Película Americana” (yeahh!). Sólo que sin parodiar ningún género en concreto. De repente uno se encuentra viendo algo que parece “Tarzán de los Monos” o “Cuando Ruge la Marabunta”, por poner sólo dos ejemplos no excesivamente reveladores del pseudomisterio principal. Porque puede ser: a) que la memoria selectiva me juegue una mala pasada; b) que los años han hecho de Henry Jones Jr un hombre profundamente sabio y más astuto, si cabe. Pero necesita apenas un nanosegundo para resolver cada uno de los enigmas que se le van presentando y decidir en qué dirección encaminar sus pasos. Para mí que han querido que la peli fuera tan dinámica, tan de acción, como para sobrecompensar los años de más del protagonista, que se han dejado atrás lo que viene siendo la trama argumental.

Y el jovencito que se supone que está para darle la réplica a Indy simplemente no es digno. Francamente, Harrison Ford está más bueno. Hay un montón de situaciones desaprovechadas, que podrían haber dado lugar a frases ingeniosas, al más puro estilo Indiana Jones que se quedan en nada básicamente porque parece que no hay guionistas. Todo se reduce a efectos especiales y fantasmadas que, oye, a mí me molan, que si no no sería Indiana Jones. Pero vaya, que si hablaran algo más se agradecería. O menos, según se mire, porque hay frases que es mejor callar. Yo, si fuera Harrison Ford, me hubiera negado rotundamente a pronunciar al menos una, que yo recuerde. De hecho, prefiero pensar que le obligaron a hacerlo a punta de pistola. Prefiero pensarlo yo, las dos amigas con las que fui (mi AngieAlquezar y mi Terechiboom), y la chica que estaba sentada a nuestro lado y que se daba cabezazos contra el asiento delantero cada minuto y medio desde la mitad de la película, aproximadamente.

¿Y qué decir del final? Lo único que le falta es que se vea la cara de Sean Connery en el firmamento, en plan Mufasa en "El Rey León". Yo lo sugiero, por si Mr Spielberg y Mr Lucas se plantearan rodar una próxima.

Escrito también para Jamaelna.

Comentarios

  1. A mí sí que me ha gustado, porque fui por puro entretenimiento y entretenida salí. Lo mejor, que hayan respetado lo del mapa y la línea roja. Lo peor, que no pude dejar de pensar en ello todo el tiempo, es el fallo garrafal de guión: Sean Connery bebió para hacerse inmortal en la última peli, es decir, o ha fingido su muerte y está en las Seychelles e indy le llora a un féretro vacío o ni siquiera han visto la de la Última Cruzada jajajaja.

    ResponderEliminar
  2. Aún no la he visto pero tras,con la tuya dos,las crónicas que he leído sobre ella espero no tardar en verla o la delgada línea roja que mantiene intacta la emoción por verla (son mis héroes Indy&Sparrow) comenzará a resquebrajarse por el peso de vuestros argumentos.
    Y es que lo del caliz... en qué quedamos? se muere o no se muere?
    Aguda y con muy buen sabor tu crítica.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Mj: No me acordaba de lo del Caliz...con eso me matas ya defintivamente!!! Tengo la de la Última Cruzada bajada, para desintoxicarme :-p Si Henry Jones padre levantara la cabeza...(o volviera de las Seychelles :-p)

    Carlos: Claro, claro, tienes que verla!!! Sparrow es muy grande, pero Indy era Indy.

    Besos!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares