La Constitución de la Morcilla

Después de varios intentos infructuosos, los tres amigos se dieron por vencidos. Estaba claro que ese año no habría Cena de Clase de Navidad. La gente no estaba por la labor. Se sentían abatidos, tristes, desilusionados...De repente, uno de los tres (no recuerdo cuál) alzó la cabeza con energía.

Los otros dos vieron la decisión pintada en sus bellos ojos (cualquiera de los tres tiene unos bonitos ojos, ciertamente) y percibieron el cambio de actitud, la determinación, que emanaba de todo su cuerpo. "Ni hablar", dijo con decisión, "esta noche nos tajamos como que me llamo (lo que sea, ya digo que no lo recuerdo)" La esperanza retornó a sus corazones. Ni la falta de coordinación, ni la desidia generalizada, ni la pereza, ni el hastío de vivir de sus compañeros les iban a privar de celebrar el previo a la Natividad del Señor, y comienzo de las vacaciones de Navidad como era debido.

Llamaron a otro amigo que, como ellos, se había visto también afectado por la crisis de Cenas de Clase de ese año. No era de la clase, pero, después de esa noche, pasó a ser de "la Clase", con todas las de la ley, por ser juerguista de reconocido prestigio, con un poco más de cuatro años de experiencia. Era el 21 de diciembre de 2004.

Los cuatro valientes visionarios, reunidos por fin en torno a la Mesa de la Morcilla, juraron no revelar nunca los secretos que, cual epifanía, les habían sido revelados, en el fondo de una jarra de sangría y en el interior de un mollete de morcilla. Y mantuvieron su juramento, resistiendo torturas inhumanas e interrogatorios concienzudos y para nada respetuosos con los derechos humanos.

Hasta hoy. Hasta este momento. La espera ha terminado, amigos. Es el momento de que la humanidad conozca la gloriosa Constitución de la Morcilla.



Atención a los manchurrones de grasa que satinan la Carta Magna y que, junto con la doblez, le confieren un cierto aire de importante reliquia. No es para menos.


Dedicado a mis queridos morcilleros. Porque "eran tiempos..."¿qué no?

Comentarios

  1. lo has desvelado!!!tenemos que hacer reunion urgente...la constitucion corre peligro de ser derrocada por la desgana...que teimpos!te quiero reina

    ResponderEliminar
  2. Ese "te quiero, reina" te delata, Morcillero1...

    ResponderEliminar
  3. si, la delata, porque no veo a jaime o ami diciendo eso xD

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares