En la depiladora

-¿Y tú con cuánta frecuencia te exfolias las piernas, corazón?
-Ummmm..; ¿nunca?
Y la miró como si acabase de confesar que fue ella quien mató a Kennedy.

Comentarios

  1. No sabía que las piernas también se exfoliaban (y no sé si debo avergonzarme por ello...).

    Confieso que hasta lo he buscado en google... y no sabes (o sí...) la de cosas que hay que hacer para tener unas piernas bonitas... No sé yo si merece la pena...

    ResponderEliminar
  2. Dejà vu! A eso se añade:
    - bonita, es muy fácil. Cuando te pongas crema hidratante, la mezclas con sal gorda.
    - Ahhh!!! (cara de pez)
    - Porque, ¿te pones crema hidratante, verdad?
    - Si, si, claro (cara de remordimiento: típico propósito de nuevo año que se olvida cuando no has acabado de digerir los turrones)

    A la salida de la depiladora (en Gaztambide), media vuelta, visita al Bodybell y adquisición de crema ultra hidratante, que no llegué a terminar. Nunca probé lo de la sal, mis pobres piernas tinen bastante con soportarme a mi!!!

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja, pues la verdad es que no tengo ni idea de lo que hay que hacer, pero amos, que ya te digo yo que seguro que no se necesita tanta historia. Las depiladoras nos crean necesidades...y yo soy realista y sé que, por mucho que haga, no voy a tener las piernas como la Bundchen :-p y lo tengo ya asumido...

    Rosa, yo TENGO un guante de crin, que se supone que sirve para exfoliar. Creo que lo utilicé dos veces hacer tres años. Lo mejor de todo es que se me metió en la cabeza que se llamaban "guantes de crin de caballo" (porque, quiénes tienes crines? pues, está claro, los caballos...) y así lo pedí en el Juteco. La dependienta flipaba...creo que pensaba que me estaba riendo de ella o algo...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares