Everything- Michael Bublé

Ya dije ayer que estoy romántica. La culpa la tiene la canción que más me relaja del mundo entero, a día de hoy.
Yo voy caminando por las mañanas hacia el bus, y casi que no me importa tener que levantarme a las 7 para que una tía me explique las maravillas secretas de la pregunta retórica como técnica de comunicación. Si, después de comer, voy en metro, no me tomo mal que la escalera de subida en Avenida de América esté jodida y haya que subir andando, es más, lo veo como otra oportunidad más para fortalecer piernas y glúteos. Si me enrabieto porque un super jefe escribe un mail diciendo que lo de la disponibilidad para el fin de semana (y fiesta de la Almudena) "no es opcional", yo me planto mis cascos y me evado, en modo "soñadoralavidaesmaravillosa".
Un remedio mucho más cómodo, barato, y con el único posible efecto secundario de que a uno lo tachen de cursi, que el prozac, para enfrentarse a la vida cotidiana.
Y es que Michael Bublé es agradable, en el sentido más convencional de la palabra. No tiene una voz super original, muchas de sus canciones son versiones, y no es abanderado de ningún grupo social cool o moderno. Es sólo un tío que canta muy muy bien. Sin más.
Yo amo a Rob Thomas, eso está claro, y nada de lo que pueda decir a continuación, deslucirá mi incondicionalidad hacia él, su grupo, y cualquiera de los proyectos en los que se embarque. Pero, si en el coche yo le pongo Mad Season a mi madre, ella me exigirá que lo quite inmediatamente. Starlight de Muse me parece una gran canción, pero confieso que la primera vez que la escuché la pasé. De Arctic Monkeys, quitando Mardy Bum, que me encantó desde la primera vez, las demás canciones me gustaron a fuerza de tenerlas de fondo mientras hacia otras cosas. Si estaba escuchando música, específicamente escuchando música, muchas de ellas me las saltaba.
Escuchar esta canción es como acostarse en una cama con las sábanas recién lavadas y planchadas (un gran placer que sólo valoraréis en su justa medida si ya no vivís en casa con vuestros padres), como oler a limpio, como salir a la calle en un día soleado, o como tomarse un batido de chocolate con sirope de chocolate, nata montada y trocitos de almendra. No es innovador, no es quizás molón. Es simplemente algo que a uno le gusta hacer. A mi me gusta, al menos.

Get this widget Track details eSnips Social DNA

Comentarios

  1. Estimada Amanda:
    Recien hace unas semanas me encontró Michael Bublé.
    Y Everything me produce el mismo efecto que a ti, me multiplica el alma.
    Buscando sobre esta canción, encontré tu blog y no quería dejar de decirtelo.
    Un gran abrazo desde Santa Fe, Argentina.

    Ed.

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado lo de "me multiplica el alma" :-D
    Muchas gracias, Ed :-)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares