Jalogüin

Muero por hacer algo en Halloween. Y lo digo con tiempo, a quien pueda interesar, porque sé que luego pasa lo que pasa. Y lo que pasa es que hay que improvisar sobre la marcha. Pero, ¿qué hay de la emoción de la espera?, ¿de la dicha de la preparación?, ¿de la frustración cuando uno se da cuenta de que las expectativas superaban, y con mucho, la realidad? Este año eso no me lo quita nadie.

Muchos pensaréis que es una fiesta inmunda, comercial, imperialista y yankee. Pero paso de vosotros. A veces yo también soy de lo más comercial e insustancial. A veces compro la Cuore. A veces (las dos veces, de hecho) veo a MAM, y pienso en lo que ha mejorado este chico desde que salía en UPA.

Aún así, para que los que vais de profundos escarmentéis, os diré que Halloween es una fiesta que proviene de la cultura celta, exportada a EE.UU. por emigrantes europeos, y allí ya se popularizó (a veces también leo la Wikipedia).

Según parece, la calabaza es un símbolo de Halooween, porque se dice que las brujas utilizaban cráneos humanos como bonitas y estilosas lámparas de noche, colocando velitas en las cuencas de los ojos. ¿A que mola? Los pobres irlandeses emigrados no podían utilizar cráneos humanos cuando llegaron a EE.UU. Ignoro si los usaban en su Irlanda natal, y los americanos represores les obligaron a abandonar esta genial costumbre de decorar su casa con cabezas humanas iluminadas.

¿Sabíais que por mis venas corre, mezclada con sangre judía, y con otras mixturas que desconozco, sangre irlandesa? ¿A que esto también mola? ¿No debería acaso honrar a mis antepasados, y salir ese día, asumiendo todas las posibles consecuencias? Y es que, parece ser que, en la noche del 31 de octubre, los espíritus se dan un garbeo, deseosos de buscarse un cuerpo en el que reencarnarse. Y es por eso por lo que la gente se disfraza, para despistar. Y, ¿no debería, emulando las costumbres de mis ancestros y, aún a riesgo de caer en un tópico, tomarme algunas copichuelas para celebrar semejante evento?

Para ir abriendo boca, os dejo un test que he encontrado, que hicieron para el suplemento cultural de El Mundo, para el Halloween del año 2000 (aún más terrorífico, porque se suponía que ese año se acababa el mundo y los jinetes del Apocalípsis venían a montar su escabechina y el Juicio Final y pitos y flautas) También os dejo un link para que me podáis mandar una postal, para felicitarme, o para invitarme a alguna divertida fiestecilla temática (avisad con antelación, por Dios, que una se tiene que preparar para salir a recibir a tanto muertovivientediabólicosedientodevenganzayladróndecuerpos) Y, además, os cuelgo (pidiendo disculpas de antemano a estómagos sensibles), esta muestra gastronómica jalogüiense, para dar ideas, más que nada, que he encontrado en esta web:

Ummmmmm...., qué rico!

Ahí queda eso.

Comentarios

Entradas populares