Cenicienta- Carlos Siles

Me gustaría poder decir que escribí algo de esta entrada, que alguna idea era mía, pero la realidad es que mi contribución se limita a haberle mandado la canción a Rosa por mail.
Los autores conjuntos, casi sin saberlo y sin conocerse son Carlos Siles y ella.
Señoras y señores, para mi es todo un honor y un placer poder publicarlo.

"Cuando era niña, muchas veces me preguntaba si yo también tenía un hada madrina y si ella era colega del ángel de la guarda, que era un niño rollizo que vigilaba mi sueño y me tapaba porque siempre dormía hecha un hobillo, y con la espalda al aire. Hoy estoy segura que todos tenemos un hada madrina y que el ángel debe estar harto de mí, porque sigo destapándome a pesar de mis 25 añazos. También debe estar hasta las narices el hada, que por mucho empeño que pone, a veces no puede con las manchas de hollín. Y es que hay días que te levantas con espíritu de Cenicienta, y te sientes demasiado insignificante para ser algo que merezca la pena. En ocasiones por culpa de otras personas, pero normalmente, y aunque parezca increíble, no hay madrastra ni hermanas trolls que te maltraten, eres tú mismo quien te empeñas en llenar tu vida de ceniza, y te metes “en medio de un laberinto rodeada de fantasmas”.

Y entonces es cuando tienes que dejar pasar al hada madrina que llama a tu puerta. El hada madrina no es una ancianita con poderes que tiene una franquicia con Armani para que deslumbres en la fiesta (aunque a veces estaría bien). El hada madrina es un espíritu protector. Y puedes encontrarlo tomando café un día contigo, a la salida del cuarto de baño, por la mañana, con el careto de buenos días, en una canción o dentro de ti mismo. Decía mi abuela, que además de una santa era muy lista, que en esta vida siempre habrá alguien más alto que tú, más guapo, más inteligente, más simpático… tú sólo tienes que ser tú mismo y hacer de ti tu mejor tú. Pues en los días Cenicienta es el hada madrina quien te dice quién eres, quien te da un espejo que no te miente.

El día que escuché esta canción por primera vez, de manos de Amanda, fue esto lo que pensé. Y desde entonces me ha dado por pensar quiénes son mis hadas madrinas. Y son como las meigas, que haberlas haylas, aunque algunas de ellas llevan pantalones.

De la canción no puedo decir nada más, porque habla por sí sola y las palabras se me quedan cortas, así que disfrutadla. Gracias a Carlos, hada madrina en sus ratos libres."


PD: Esta canción lleva ya muchos meses siendo "Mi canción de la semana".
PD2: Mr. C.S., disculpe por la demora...

Comentarios

Entradas populares