Eclipse de mar

"...que aprobó el Parlamento Europeo una ley a favor de abolir el deseo..."


Mi Matadero Clandestino y Pesadilla en el Parque de Atracciones, han sido mis canciones de la semana durante meses, más por desidia, pereza, y demás actitudes socialmente muy mal valoradas, pero básicas y elementales en el "universo mindundi".
Sin embargo, era de justicia que esta canción, que me persigue desde el año pasado, subiese al podio de la prestigiosa selección de canciones de Amanda.
Sabina es Sabina, y no hay más. Cualquier cosa que dijese sonaría a poco, a hueco (más que de costumbre). Pero, a veces, no puedo evitar hablar de más.
Nuestro desamor, que puede ser para nosotros algo trascendental, vaciar de sentido nuestras vidas aunque sea sólo unos momentos, dejarnos sin respiración unos instantes, oprimirnos el pecho, llenarnos de ira, una tragedia que parece que golpea los cimientos, y hace que todo lo demás se tambalee, no saldrá jamás en las noticias.
Supongo que parte de esta carencia informativa la suplen los blogs.
Es curioso como las cosas pasan, pero las canciones permanecen. Y, de pronto, un día, uno vuelve a escuchar una canción que intentó olvidar con todas sus fuerzas. Y no pasa nada. Y todo está bien.

Comentarios

Entradas populares