Las ninguneadas

En pleno auge de series televisivas "de calidad" (sea lo que sea lo que signifique eso), me veo obligada a reivindicar la moralla. Y yo de eso sé mucho.
Ratificando mi creencia de que todo lo que toco se rompe, diversos estudios muy bien fundamentados, elaborados por mi propio equipo de investigación (yo misma), indican que mis series preferidas parecen estar maldecidas, predestinadas a dejar de ser emitidas por falta de audiencia, o relegadas a los más profundos y oscuros abismos de la programación nocturna. Incomprensible. No sé, empiezo a pensar que soy gafe o algo.
Un recuerdo para las que se quedaron en el camino. Para ellas, mi pequeño homenaje:

Veronica Mars: Nunca entendí por qué esta serie no tuvo más éxito. Pudo ser porque se emitía los sábados a las 10 de la noche (ya, ya lo sé...un sábado por la noche en casa...era en examenes, tengo que decir...) Bueno, pues eso, que tenía de todo: instituto, adolescentes populares, líos amorosos, amiga muerta en extrañas circunstancias, tensión con el ex-hermano-de-la-amiga-muerta y con el propio ex de la muerta, investigaciones detectivescas, cargos de conciencia, abandono materno...En fin. Muchas series han triunfado con mucho menos.

El auténtico Rodrigo Leal: Entiendo perfectamente que la quitaran, y no puedo dar razón de mi adicción salvo: "Jooooo, a mi me gustaba..."


Jack & Jill: Debería haber alcanzado el estrellato. Aunque sólo fuera porque era la única serie de la tele en la que los hombres eran sensiblemente más guapos que las mujeres. Lástima que Canal + sólo nos obsequiara con la primera temporada, emitida hasta la saciedad, verano tras verano.












Mi gorda bella: Se podría argumentar que el fracaso de esta se debió a que el personal estaba ya saturado con la historia del patito feo convertido en cisne, después de la Cenicienta y de Betty la fea pero, ¿cómo se come entonces que triunfara Yo soy Bea en la televisión nacional? Esta tenía de todo: novia del guapo tonta y divina (más tarde Jimena en Pasión de Gavilanes), accidentes aéreos, asesinatos rollo la herencia de tía Ágata, madre malvada del guapo recién salida de Cambio Radical y grandes expresiones, como "curruñis". ¿No es genial? Pues no, no debía de serlo, porque creo recordar que la pasaron de las 4 de la tarde a las 4 de la mañana. Pero bueno, yo ya estoy hecha a las injusticias de este mundo.

"Te daré lo que tú buscas si es que a ti lo que te gusta..." (dentro vidrrrrrrreo, y lamento la voz en off extraña.)

Venga, basta de chorradas, a estudiar todos un poquino ya.

PD: La inspiración para este post (si es que al ente reponsable de esto se le puede llamar inspiración y, teniendo siempre presente que en mi caso la inspiración es una pura entelequia) llegó en forma de media de morcilla en "la Llama", y de montadito de jamón y salmorejo en "los Cien Montaditos". Pero empezó a gestarse mucho antes, en esas tardes televisivas con Luchi.

Comentarios

Entradas populares